descarga

Nos entrevista HNA. La mutualidad de arquitectos. publicada aqui 

¿Has oído hablar alguna vez de Passivhaus? Es un estándar de construcción nacido en Alemania en la década de los 90 que aboga por una arquitectura que una el bienestar interior con un consumo de energía casi nulo y –ahí está la cuestión fundamental- a un precio accesible. Los edificios Passivhaus consiguen reducir en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración sin que para ello sea necesario un tipo de producto, material o estilo arquitectónico específicos. Los arquitectos aplican técnicas pasivas, como reducir la superficie en contacto con el exterior para disminuir las necesidades de climatización o planificar una orientación correcta de las ventanas para aprovechar el calor del sol cuando están cerradas, entre otras.

Para conocer más de cerca esta manera de entender la construcción hemos charlado con el arquitecto Jorge Heras. Delegado en Canarias de la Plataforma Edificación Passivhaus y autor, junto a su equipo en Toledo y Heras Arquitectos, de la primera vivienda Passivhaus en las Islas, es también profesor en la Universidad Europea de Canarias.

  • ¿Qué es Passivhaus?
    Un estándar de construcción que combina un elevado confort interior con un consumo de energía muy bajo a un precio asequible.
  • ¿Qué ejemplos destacables tenemos en España o cuáles destacaría usted?
    Destacaría la biblioteca y la rehabilitación de las piscinas, ambas ubicadas en Villamediana de Iregua en La Rioja, el grupo de 300 viviendas de protección oficial en el barrio bilbaíno de Bolueta, la ampliación del Palacio Europa en Vitoria y el Edificio Samur de Sevilla. Todos ellos son ejemplos de iniciativas en ámbito público y privado, y todas suponen nuevas tipologías a las que se les ha adaptado el estándar Passivhaus de forma exitosa.
  • El premio World Architecture Festival 2016 se lo ha llevado este año una vivienda construida en Mallorca con criterios Passivhaus, ¿quiere decir esto que estamos a la cabeza, que somos líderes en este tipo de arquitectura en el mundo?
    La Casa MM en Palma de Mallorca es un claro ejemplo de que las obras ejecutadas tienen una muy buena calidad y de que estamos haciendo muy bien nuestro trabajo. No obstante, si nos comparamos con el resto de Europa, nos encontramos a la cola en número de metros cuadrados construidos. Precisamente una de las labores de la Plataforma de Edificación Passivhaus es difundir entre los técnicos y profesionales del sector de la construcción los ejemplos tan brillantes que tenemos. El objetivo es que estos eventos formativos en todo el territorio nacional sirvan para ampliar el número de edificaciones realizadas con el estándar Passivhaus en España.
  • Usted mismo, junto a su equipo de Toledo y Heras Arquitectos, ha diseñado una vivienda Passivhaus en Canarias, ¿cómo surgió la idea y cómo fue la experiencia?
    Nuestra arquitectura está muy influenciada por la función y el clima. Gracias a un cliente con altas exigencias de confort, con una sensibilidad especial hacia la sostenibilidad y la salud, pudimos plantear en 2012 el reto de adaptar el estándar a un territorio con un clima subtropical tan característico. Ha sido una experiencia apasionante donde todo un equipo de profesionales ilusionados hemos crecido con ella. Ahora tenemos claro que en Canarias la edificación de consumo casi nulo está al alcance de la mano.
  • ¿Cómo de lejos estamos para que los estándares Passivhaus sean habituales en la construcción?
    Si bien ya existe un movimiento cualificado importante de empresas y profesionales que están capacitados para dar estos servicios, España aún no ha dado el salto hacia un concepto de construcción de edificios de consumo casi nulo, a pesar de que la normativa europea 2020 ya lo propugna.
  • ¿Qué hace falta más conciencia social o más conciencia política?
    La sociedad está más que preparada para una edificación con un alto confort y de consumo casi nulo. Desde un punto de vista político es necesaria una revisión de la normativa vigente para ir acorde con el 2020 y alcanzar unas metas a las que ya han llegado países como Bélgica, Francia, Alemania y Austria.
  • Aparte de su ejercicio profesional como arquitecto, es director del máster de edificación pasiva y sustentable de la Universidad Europea de Canarias, ¿cree que este tipo de estudios son cada vez más demandados? ¿Es el futuro de la Arquitectura?
    Nuestros futuros profesionales, como mínimo, han de tener las competencias para proyectar edificios y ciudades desde el punto de vista del consumo casi nulo. Son herramientas que mañana serán imprescindibles, habituales y normalizadas. Estamos convencidos que será el futuro de la Arquitectura, pero no como un paradigma de estilo sino como un concepto más que es capaz de adaptarse a cualquier estética. En ese sentido, la Universidad Europea de Canarias está haciendo con su formación una apuesta clara y diferenciadora en su formación hacia la arquitectura sostenible de mañana.