Vivienda bioclimatica en la costa

2012

Proyecto de rehabilitación y obra nueva a partir de una ruina existente respetando los conceptos de máxima conservación y mínima huella de carbono, aprovechamiento de las condiciones climáticas del lugar, el uso de materiales no contaminantes para el usuario final y la reducción de residuos generados en la obra.

La orientación de la mayoría de huecos a sur con protección solar, el uso de ventilación cruzada, el aprovechamiento de la inercia térmica de los muros de piedra existentes, la construcción de un muro Trombe en la fachada de obra nueva orientada a sur, la inclusión de un patio interior semiabierto, el sistema de recuperación y reutilización de aguas pluviales, los colectores solares y el reciclaje de materiales son algunas de las estrategias que se usan para el control climático y de recursos.

Como resultado final se obtiene un confort climático correcto pero no controlable al 100%. En periodos mayores a una semana de frio o calor la vivienda supera los 26º desciende de los 22º en interior, el aumento excesivo de la humedad relativa exterior es inmediatamente reflejado por la vivienda, y el muro Trombe no cumple las expectativas esperadas. En definitiva podemos decir que en este aspecto es una vivienda que comparada con las de su entorno es más eficiente energéticamente y confortable pero que no llega a un grado de máximo confort climático.